jueves, 20 de junio de 2019

Ojos de universo

En tus ojos el universo tiene sentido,
es ver auroras boreales en ellos,
es contemplar las noches de estrellas
y los cielos de rayos de sol.
¿Cuántas constelaciones encierran?
Mirada brillante llevando a la suavidad de tu cabello,
al rojo de la vida, a los labios del Olimpo.
Imaginar los matices,
toda la paleta de colores en la presencia de tus cielos.
¿Cuántos ángeles hay en tu rostro?
¿Cuánta vida en tus manos?
El tiempo se detiene en la contemplación de tu imagen,
y el reloj danza en la medianoche de inspiración.
Quizás tus ojos también sean el Bing Bang,
el inicio y el fin, lo atemporal.
Y en esta noche,
un suspiro se hizo poema
en el enigma de tus ojos de universo,
en la poesía de tus labios
y en tu presencia de flores.

#Poesía

martes, 18 de junio de 2019

Agonía

Ambición de ti,
de tus pasos,
de tus sueños,
de tu hoy,
de tu sufrir,
de tu lado oscuro,
ambición de tu mano temblorosa,
de tus muslos,
de tu todo,
de tu nada...
ambición, agonía...

#Poesía

viernes, 14 de junio de 2019

Serpiente púrpura

“La mato y aparece otra mayor”
S.R.


Caía y caía a un abismo de nunca acabar, todo en la mente le daba vueltas. En el café, en el espejo, en la calle, en la lluvia, en la noche, a la madrugada, siempre una presencia que le resbalaba por su espalda, por su cuello, en las manos, en el ya.
Lo miraba fijamente, era como si le robara la vida, el alma, como si le arrancara la piel, como si inyectara su veneno por toda la sangre y en segundos quedara inmóvil. Desgarraba su cuerpo llevándolo a la asfixia del hoy, del ayer, del imposible futuro. Por momentos, era como sentir la muerte que subía por sus piernas, apretando, buscando el mejor lugar para morder.
Huía a sitios desconocidos para alejarse, para no ser encontrando, pero de nuevo llegaba al sin sentido del respirar sin razón.
Era como sentir una luz opaca, purpúrea y oscura que penetraba sus ojos dejándolo en la penumbra, acabando con cualquier atisbo de esperanza, de ganas, de vida.
¿Qué camino tomar si ya todos parecían andados, si todos dejaban sin pies? Además ¿Cómo encontrar un camino sin la serpiente púrpura?
Cansado de luchar en vano se entregó a su lengua fría, a sus colmillos que destrozaban la carne, a esa piel que mudaba con cada presa. Se rindió a esa macabra criatura que jamás lo dejó ser.
Desde esa noche, los sentimientos fueron disecados, y él, se convirtió en la serpiente púrpura.



#Relatos #Microcuentos
#ÁcidoNeurótico 

Escrito: Alexander Moreno
Ilustración: Edwin Giraldo 

jueves, 13 de junio de 2019

Lágrimas secas.

Se fue la primavera, el verano, el otoño,
el invierno también,
se fueron los latidos,
los sueños,
los anhelos,
se fue el bolero a la esquina del sentir.
Amarguras de medianoche
que quitan el aire,
angostan la habitación a un segundo sin espacio.
Se perdió la tinta
en un suspiro agonizante.
Nadie preguntó por la desdicha,
nadie llegó con el abrazo oportuno,
la mano de la incomprensión,
de la soledad,
sombría noche de silencio,
la verdad de la madrugada,
las lágrimas secas.
Se marchitó la hoja
que sin inspiración llegó a la basura,
el nudo de la garganta
ni el whisky lo desató,
y en el piso quedó
el delirio, los vestigios,
la vida.

#Poesía

miércoles, 12 de junio de 2019

Hágame eterno

No me saque de usted,
téngame allá, guardado,
así se aleje,
así me aleje.
Téngame allá
y hágame saber que soy suyo,
en suspiros, en palabras,
en sudor,
téngame en su piel,
en su boca,
en su oído.
Téngame escondido entre su ropa,
en su olor,
en su pasión, téngame...
Hágame creer que en una noche usted es mía,
libre como universo,
hágame su cama
hágame su piel, sueños y amanecer.
No me saque de usted,
déjeme estar en su mente,
en su palpitar,
en su voz,
en su anhelo,
en su mirada,
en sus labios de medianoche,
en su humedad,
en su ahora, en su ya.
Déjeme quedarme en usted,
así sea por un rato,
hágame eterno.
Quiero saborear la vida en usted,
sentir su lengua de locura,
renacer en su cintura,
ir a su mente,
ser su pecho desnudo,
quedarme en usted,
desbordar mi ansiedad,
sentir, sentirla, sentirnos.

#Poesía 

lunes, 10 de junio de 2019

Ganas de usted

Usted no se sale de mi mente
y en noches como esta,
todo de mi la reclama.
Cierro los ojos,
en un delirio pienso que es mía.
Abro los ojos,
me imagino suyo.
Tengo ganas de usted,
de sus misterios,
de sus días difíciles, cansados,
de los oscuros y grises,
de los de color.
Tengo ganas de saber a qué sabe.
Déjeme su sabor en todas mis medianoches
¿A qué sabe usted en la madrugada cómplice?

#Poesía

viernes, 7 de junio de 2019

¿Por qué?

Aquella noche
no la presentí.
Te conocí, tierna.
Alcé mi mano,
sentí tu suavidad,
tu belleza,
abrí mis ojos a tu mundo,
con mi corazón tu imaginación alimenté.
Sensaciones diáfanas recorrimos,
con las aves de nuestro interior
palpamos el amor
embriagándonos de gloria y paz.
Aquella suave ocasión nos consintió
entre el murmullo de nuestros besos,
como un son inconcluso nos entrelazamos
y… ¿por qué nos separamos?

#Poesía

jueves, 6 de junio de 2019

En ti

A Maribel.

Quizás algunas palabras inciertas y absurdas
escaparon de mi boca.
Ahora, siento que de mi pecho, mi sangre
y mi pensamiento,
escapa la entrega sincera
de instantes sublimes.
Persigo con desdén tu ternura,
abrazo tu cuerpo,
beso tus labios, tus ilusiones, tus sueños.
Trasciendo al percibir tu imagen
en mi mundo, en mi espacio.
Soy tu soñador,
mi inspiración más sublime es sentirme en ti.
Mi melodía íntima recorre el viento
para entregarte notas de frenesí,
de locura
y sé que aunque estés distante,
mi calma es tener la
seguridad
de que te acompaño
perdido en algún rincón de tu ser,
en medio de tus alas doradas.
Y si acaso de vez en cuando
sales a caminar
y me dejas en tu mesita de noche,
en tu palpitar oculto,
no se te olvide regresar a casa
para darme tu beso azul.

#Poesía

martes, 4 de junio de 2019

Los gritos de la guerra que nadie escucha

Los campos solitarios llenos de odio,
la desolación de los corazones que lucharon para nada,
cultivos en vano,
sueños de verde manchados de rojo.
Las balas pusilánimes disparadas
por las corbatas desde un escritorio,
niños sin balones preguntando cuando regresamos a casa.
Los gritos de la guerra que nadie escucha,
que se pierden en las selvas,
llegan a los arboles tristes,
gritos en las montañas
haciendo eco en los manantiales fríos.
Paisajes sin risas,
sin animales,
sin el viento susurrando sonidos de aves,
pastos sin cosechas,
caminos llenos de maleza,
carreteras sin mulas y sus cargas.
Mientras las ciudades se llenan
de la impotencia de los que perdieron todo,
los que se llenan los bolsillos
ríen sin remordimiento.
Los gritos de la guerra
llegan al concreto,
asesinan los sueños,
las manos con hambre tiemblan,
los rostros con lágrimas
se caen en el abismo de la desdicha,
y aquellos campos lejanos
son el recuerdo más bonito
de las almas nobles
que en la lluvia de la ciudad
suspiran.
¿Hasta cuándo los gritos de la guerra serán escuchados?
Pero el hacha dejará de matar
y en los campos,
el sol de la mañana
volverá a encender la estufas de leña.

#Poesía

A veces muero de realidad

A veces me despierto
con la tormenta en mi mente,
con los pies cansados,
con dolor en las cicatrices.
A veces mis zapatos rotos
no quieren más camino.
A veces el dolor de muela
no quiere más caras largas,
las piernas desean estar en quietud,
las ojeras no desean más insomnio.
A veces muero de realidad,
mientras en las calles
los asesinos de la vida
agotan la esperanza del azul.
A veces no respiro,
solo continuo,
sin compañía, sin café,
sin hoy.
A veces uno solo quiere descansar,
dormir,
no salir, no hablar,
no escribir,
y escapar por la puerta
de la irrealidad
llena de pájaros libres,
de otros cielos,
otros azules,
de sueños diferentes.
A veces no somos nosotros
sino solo un suspiro
de la melancolía.

#Poesía